Blog post

¿Cuál es el truco para viajar con tu gato en coche?

28 marzo, 2018Soledad Pérez Ramírez

Hace unos días te dábamos algunos consejos para viajar con tu perro en coche. Pero, ¿qué pasa con tu gato? ¿Necesita tu pequeño felino los mismos cuidados a la hora de viajar con él? Pues, aunque en muchos casos sí coinciden algunos de los cuidados, hay algunos puntos importantes que tu gato necesita cuando viaja en coche. ¡Apunta!

Cuando tu gato está en casa, seguramente se sienta seguro, protegido y a veces se muestre muy independiente. Sin embargo, cuando vas a viajar en coche y te va a acompañar, es posible que la cosa cambie y se muestre agobiado, estresado o incómodo. ¿Cómo podemos evitarlo? En WiYou sabemos que el bienestar de tu gato es muy importante para ti y no hace falta que lo dejes en casa. ¡Esto es lo que necesites para que disfrute del viaje en coche tanto como tú de su compañía!

1. Prepara el transportín

La mejor manera de que tu gato viaje seguro es buscar un transportín homologado, seguro y resistente, cuanto más grande mejor. Es muy importante asegurarte de que el transportín es lo suficientemente grande como para que el gato pueda moverse con cierta tranquilidad y, como mínimo, dar la vuelta sobre sí mismo.

Además, para que se sienta más seguro y tranquilo, puedes meter algunos de sus juguetes favoritos en el transportín, así como alguna de sus mantas. Otro truco si tu gato se pone especialmente nervioso durante los viajes en coche es rociar el transportín con feromonas gatunas, que harán que se relaje y pase el viaje más tranquilo. Puedes encontrarlas en cualquier centro veterinario.

2. El sitio del transportín, seguro y estable 

Para que tu gato viaje lo más seguro posible en el coche y para, además, evitar que se maree, debes buscar un sitio estable y protegido en el que colocar. Las dos opciones más recomendadas, especialmente la primera, son: en el suelo, entre la parte delantera y la trasera; o en el asiento, agarrando el transportín con el cinturón. Así sentirá menos los movimientos bruscos del coche y en caso de accidente, tendrá menos riesgo de salir disparado.

3. Evita que coma 3 horas antes del viaje

Igual que en el caso de los perros, es importante que tu gato no coma antes del viaje para evitar que pueda sentir mareos o náuseas durante el mismo que pueden arruinarle el viaje.

4. Interactúa con él durante el viaje

Si quieres que tu gato esté tranquilo, nada mejor que hacer que sienta tu compañía mientras viajáis. Es fácil: háblale con voz suave para que reconozca tu voz y se sienta algo más tranquilo. Además, si viajan más personas en el coche, ellos deben hacer lo mismo: hablar con suavidad e incluir al gato para que no se ponga nervioso.

Otra pequeño truco para que esté más relajado durante el trayecto es la música tranquila, que lo calmará.

5. Acostúmbralo al coche poco a poco 

Si el viaje va a durar varias horas, lo mejor es que antes de lanzaros a la carretera compartas pequeños trayectos con tu gato durante los días previos a la escapada. Al igual que en el caso de los gatos, es bueno que se acostumbren poco a poco al coche para que aguanten mejor los viajes más largos. Además, así podrás comprobar sus reacciones, ver cómo se comporta cuando vais en coche y qué va a necesitar de cara a un viaje largo.

6. Para cada 2 horas, ¡sin bajar del coche!

Es muy importante que recuerdes esta parte. Cada dos horas debes parar para que tu gato y tú descanséis, en un área de servicio o similares. Pero durante esta parada no debes dejar que tu gato salga del coche. Ten en cuenta que podría ponerse nervioso, salir corriendo y perderse o ponerse en peligro, tanto a él como al resto de ocupantes de la vía. Solo si tiene un arnés y está acostumbrado a pasear con él puedes bajarlo.

Aprovecha para darle de beber, dejarlo salir del transportín y que pasee un rato dentro del coche para que estire las patas.

7. No te olvides del microchip

Por mucho que lo intentemos, a veces no podemos controlar que nuestro gato salga corriendo y se pierda. Los gatos son muy independientes y en la mayoría de los casos saben volver a casa. Pero, ¿qué pasa si se despista en medio del viaje y no sabe cómo volver? El microchip es la solución perfecta: asegúrate de que tus datos de contacto son correctos, puedes consultarlo con el veterinario.

8. Un seguro que piense en él 

Esto es muy importante. ¿Qué ocurre si tienes una avería o accidente mientras viajas en coche con tu gato? ¿Quién se hará cargo de él si tu no puedes hacerlo? En WiYou queremos que tu gato esté tan protegido como tú, porque sabemos lo importante que es. Por eso, nuestra cobertura de Asistencia en Viaje incluye el traslado de tu mascota si no hay nadie que pudiera hacerse cargo de ella. Infórmate de todo aquí y consigue un seguro que cuenta con tu mascota.

Descúbrelo

Con estos simples consejos, conseguirás que tu gato disfrute de un viaje en coche seguro y tranquilo, ¡porque él puede ser la mejor compañía en tu viaje! Y si tienes cualquier otro truco o consejo, no dudes en contárnoslo en un comentario o a través de las redes sociales. ¡Nos encantará poder incluirlo en nuestro artículo!

También te puede interesar:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Anterior Siguiente Post
donaciones

Con el 5% de tu seguro WiYou apoyas a causas importantes

CALCULA TU SEGURO